PIEL SECA Y FALTA DE HIDRATACIÓN

“No se aprecia el valor del agua hasta que se seca el pozo”

Tirantez, arruguitas, falta de elasticidad … son algunas de las sensaciones que tienen las personas que poseen este tipo de piel.

Con la edad, y a veces en algunos casos en personas jóvenes, si no se trata puede derivar en problemas de sensibilidad y reactividad.

Diversos métodos son los que utilizamos para contrarrestar este malestar, averiguando primero si es de origen lipídico, si su falta es de hidratación o si la carencia proviene de ambos aspectos.

Para ello utilizamos un aparato que mide la hidratación y que nos ayuda a obtener los datos, pautándole por tanto el tratamiento más adecuado.

Tratamiento HIDRATANTE Y NUTRITIVO

Las pieles secas se caracterizan por tener carencia de hidratación y/o lípidos (nutrientes).

En Sarana utilizamos tecnología que mide la hidratación y que nos ayuda a obtener los datos, pautando, por tanto, el tratamiento más adecuado.

Nuestro tratamiento para la deshidratación de la piel se centra en aportar a activos que nutran e hidraten el manto hidrolipídico, pero además en reforzar la barrera, evitando así que derive en problemas de sensibilidad y descamación.

Además, llenamos los depósitos internos de agua y nutrientes para que la piel pueda realizar sus funciones metabólicas correctamente.

El resultado es una piel tersa, sana, juvenil, fresca e hidratada.

 

TRATAMIENTO ORGÁNICO PARA LA PIEL SECA

Con este tratamiento intensivo hidratante tu piel obtendrá una sensación inmediata de confort y bienestar.

Indicado para mujeres embarazadas o pieles amantes de lo orgánico, cumple las expectativas al mismo nivel que la cosmética científica.

Sustancias naturales como el aguacate o el aceite de argán en muy alta concentración hará que la piel recupere su hidratación y luminosidad.

Para pieles exigentes, la combinación con apartología hará que se potencie el resultado y que pueda ser más duradero en el tiempo.

 

Ventajas y desventajas de los tratamientos hidratantes y nutritivos

  • Piel saludable e hidratada
  • Refuerzo de la barrera protectora
  • Luminosidad y nutrición
  • Disminución de arrugas
  • Piel deshidratada
  • Sensibilidad y picor
  • Piel apagada y apergaminada
  • Arrugas y flacidez prematura

Preguntas frecuentes sobre hidratación facial

¿A partir de qué edad debo empezar a hidratarme la piel en un centro profesional?

A partir de los 25 años la piel empieza a perder determinadas funciones.

Una de ellas es la retención adecuada de agua y nutrientes. Evidentemente, con 25 años, nos importan más otras cosas.

Como tope yo pondría los 30, que aquí, debido al ritmo de vida, que ya empieza a ser más intenso, a factores genéticos y a factores cronológicos, se agudiza y se hace más evidente este problema.

A las que le parezca exagerado ésto, ya me contaréis dentro de 5-6 años…

¿Cada cuánto tiempo es recomendable hacerse un tratamiento hidratante y/o nutritivo?

Pués depende de cada piel, edad y necesidades.

Si no hay un problema muy profundo, lo recomendable es tratarse la piel 1 vez al mes.

Y cada tres semanas si la necesidad es mayor, que suele ser a partir de los 40 años.

¿En qué te basas para pautar el periodo entre un tratamiento u otro?

Pues nos basamos en varios factores, pero uno de los más importantes y que suele ser general (luego veríamos cada caso en particular), es por el ciclo de renovación de la piel.

En pieles más jóvenes suele ser cada 28 días, y en pieles más maduras cada 35 o más.

Por ello, las pieles maduras, al no regenerar de manera natural tan pronto, hay que ayudarles con un aporte extra y temprano.

Comentarios de clientes 

TRATAMIENTO PARA FLACIDEZ en Alicante

En nuestro centro de estética en Alicante, recomendamos tratar la flacidez a partir de los 30 años como método preventivo y a partir de los 40 como método paliativo.

Solicita una cita en el 678 044 072.
Visítanos en nuestro centro de estética.

Completa nuestro formuliario y te llamaremos nosotros.

 

Call Now Button
Abrir chat
Powered by